Llámanos: 208 1854
Reserva tu visita

Noticias

...

Los Años Maravillosos: Los primeros años

  • Dic 6, 2017
  • 471

Cuánta alegría nos trae un niño al nacer!  ¡Cuánta ilusión ¡  Y cuántas ideas, cuántos proyectos  tenemos para él!

Nos acercamos, lo miramos, lo acariciamos, le hablamos, le decimos quiénes somos y cuánto lo queremos!

Pero acaso somos conscientes que al acercarnos a él creamos sombras que estimulan su sentido visual, que al mirarlo le estamos transmitiendo  la seguridad que valdrá para toda su vida, que al acariciarlo lo estamos alimentando física y emocionalmente , que al hablarle y escuchar nuestras voces, la de Mamá y Papá ya estamos haciendo una diferencia en su vida.

Ahora se sabe y está comprobado que todos esos actos que se hacen desde el amor activan sistemas cerebrales  y procesos sociales, lingüísticos y afectivos.

Todo lo que hagamos desde el inicio favorece la organización neurológica y a mayor entramado neurológico, mayores conexiones y sinapsis, hay un mayor desarrollo de la inteligencia y a mayor desarrollo de ésta un gran horizonte   para crecer cognitiva y emocionalmente.

El 80% del cerebro se desarrolla en los primeros años de vida y estas conexiones forman las bases para el Aprendizaje.

Debemos usar conscientemente, desde el primer momento todos sus sentidos para acompañarlos a descubrir el mundo que los rodea y darles un espacio para crecer y saberse reconocidos.

Los primeros años juegan un papel muy importante en la vida de un niño, ya que es la época de mayor plasticidad cerebral, momento en el cual se construyen sus procesos básicos para sus aprendizajes posteriores, por eso es que es tan importante y necesaria la estimulación desde los primeros días de nacido hasta los 5 años.

Viene a nuestra mente una imagen: El bebé recién nacido en brazos de su Mamá y su Papá cerca de él. Cuánto amor!  Cuánta alegría!  ¿Y el bebé que ve?

El bebé posee una visión periférica,  puede percibir lo que ocurre a su alrededor, pero le es muy difícil enfocar bien un objeto situado dentro de su campo visual, recién nacidos ven bien a una distancia de 20 ó 30 centímetros, el espacio aproximado entre ellos y el regazo de su Mamá , la distancia al darle de comer .

¡Qué sabia es la naturaleza! y qué sabios debemos ser los Papás y las Maestras que los acompañaran en los primeros años!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
nosotros
...

Pilar Deza

“Educar es
entusiasmar”

circle-close

¡GRACIAS POR SU MENSAJE!

Estaremos en contacto dentro de las próximas
24 horas.

circle-close

Reserva tu visita

Completa el formulario y separa tu cupo para nuestras Visitas Guiadas el martes 24 de enero!!
Tenemos a las 8:00 am y a las 7:00pm.