Llámanos: 208 1854
Reserva tu visita

El Nido ideal

El Nido Ideal es aquel espacio donde el niño está contento, juega, crece, se siente querido y comprendido, como en su hogar. Un lugar para seguir descubriendo el mundo que lo rodea y donde puede desarrollar la capacidad de vincularse a otras personas.

Debe ser un centro de estimulación y desarrollo humano que potencie desde los primeros años de vida las capacidades y los valores en los niños de hoy, para que sean los líderes del mañana; brindando a los padres la seguridad y tranquilidad que necesitan para dejar a sus hijos.

...

Innovación Constante

...

Programa de Inmersión en Inglés

...

Programa de Liderazgo

...

Bachillerato Internacional

...

Maestras Líderes

...

Comunicación

...

Departamento Psicopedagógico

...

Tecnología

...

Flipped Classroom

...

Infraestructura

Educar es entusiasmar

Carta de Fundadora

Entusiasmo, semánticamente, significa endiosamiento, ser invadido por la divinidad. Coincide con la definición que daba de la inspiración un poeta romano: “Hay un Dios en nosotros y, cuando él se agita, entramos en calor, en inspiración”. Educar es movilizar a la persona, entusiasmarla con la vida, con los valores, con el cumplimiento del deber, con la generosidad, con la familia, con la sociedad, con los amigos, con la naturaleza. El entusiasmo se contrapone al aburrimiento, la dejadez, abulia, desidia, indecisión, abandono, sensación de incapacidad, sin sentido, irresolución. Los ingleses señalan bien esos limbos humanos: spleen, que no llega a la tristeza; flirt, que no llega a amor; cardigan, que no llega chaqueta.

El promedio de la gente vive sin entusiamo, sin disfrutar la vida, respirando flojamente sin llenar de oxígeno los pulmones, caminando con el cuerpo lacio.

La vida es interesante, es apasionante. La belleza de la Tierra, del amanecer y el crepúsculo, la intensidad de cada saber y color, la hermosura de una flor o una fruta, el goce de una conversación interesante, el placer de sentirse sano, la íntima alegría de sentirse querido y apreciado por familiares y amigos y, en todo caso, por Dios, la satisfacción de las cosas bien hechas y de los servicios que uno presta, el placer de despertar una sonrisa en el prójimo abatido, la ilusión de los proyectos respecto a la propia vida, la sensación de fuerza y confianza, la curiosidad permanente respecto al mundo y sus misterios y a los nuevos conocimientos, el deleite de leer un libro interesante o de escuchar una buena música, inclusive el pequeño placer de disfrutar un helado, un plato agradable, una bebida. Todos esos momentos de la vida deben vivirse con entusiasmo, con intensidad, con dedicación plena.

Esa forma de vivir con intensidad y entusiasmo, que se refleja en la mirada y el rostro y que irradia beneficiosamente hacia los demás, es fruto de hábitos y actitudes asimilados en la infancia y adolescencia, cuando la mente es más educable y moldeable. Para transmitir y grabar ese estilo de vida, los primeros entusiastas deben ser el maestro y la maestra mismos. Ellos deben irradiar en su clase vigor, fuerza, intensidad, vitalidad, optimismo, plenitud. Educar es enseñar y entrenar para vivir realmente la vida, sin dejarla pasar como un agua insulsa y anodina, sin pena ni gloria. Más importante que todos los conocimientos, es enseñar a vivir realmente la vida.

Pilar Deza – Fundadora
...

Pilar Deza

“Educar es
entusiasmar”

circle-close

¡GRACIAS POR SU MENSAJE!

Estaremos en contacto dentro de las próximas
24 horas.

circle-close

Reserva tu visita

Completa el formulario y separa tu cupo para nuestras Visitas Guiadas el martes 24 de enero!!
Tenemos a las 8:00 am y a las 7:00pm.